Shining Force NEO también en Europa

Según publica IGN, Shining Force NEO ya tiene fecha, aproximada eso sí, en Europa y Estados Unidos a donde se espera que llegue a finales de este año tras su aparición el 24 de marzo en los comercios nipones.

En el juego tomaremos el control de Max a lo largo de este Action RPG, donde la acción primará sobre todas las cosas, dispondremos de un interesante sistema de batalla que nos ofrece tener un par de compañeros ayudándonos, además de poder “convertir” a Max en un héroe basado en cuatro tipos de armas distintas: espadas cortas, espadas a dos manos, arcos y bastones mágicos.

Noticias anteriores:
Shining Force Neo : Nuevos Vídeos (PS2)
Shining Force NEO con DVD extra (PS2)
Título definitivo para Shining Force (PS2)

Fuente: IGN, Segafan, Viciojuegos.

Anuncios

1 comentario

  1. Preview

    Titulo: Shining Force NEO
    Estudio: Amusement Vision
    Plataforma: PS2

    La saga Shining de Sega ha experimentado en estos últimos tiempos un devenir impropio de una serie que conoció tiempos gloriosos durante el reinado de la Megadrive. Desde el hundimiento de la Saturn, dejándonos el maravilloso “Shining Force 3” (aunque despreciando a usuarios occidentales privándonos del segundo y tercer escenario), la saga ha sido un continuo devenir de action RPGs del montón que sacrificaban el nombre de la franquicia sin lograr destacar en el género por el que se inclinaron. “Shining Tears” para PS2 y sobre todo los “Shining Soul” para Game Boy Advance son los exponentes más claros del poco tino de la compañía nipona a la hora de trasladar el mundo de su RPG más famoso a unos entornos donde predomina la acción. Durante estos últimos tiempos sólo un título ha sabido saciar el ansia de buen RPG estratégico de los fieles a la franquicia y ese ha sido “Shining Force: Resurrection of The Dark Dragon”. El éxito de este título, siendo francos, tampoco tiene un gran mérito, pues tan sólo se trata de un remake de la primera entrega en los 16 bits de Sega adaptado a la consola portátil de Nintendo y ofreciendo un número escaso de novedades. Pero si existe una regla no escrita durante la vida de la saga Shining es que cuando se optase por el RPG estratégico basado en las batallas por turnos y la exploración de un vasto mundo la palabra que acompañaría al nombre sería Force (las tres primeras entregas). Y que cuando se optase por el Action RPG, dando prioridad al combate en entornos más limitados seria otro, vease: “Shining Soul”, “Shining Wisdom”, “Shining The Holy Ark” o el más reciente “Shining Tears”.
    A este compromiso implícito parece habérsele agotado su vida con la salida al mercado de este “Shining Force NEO” .A pesar de lo que su título pueda hacer pensar no es un RPG estratégico, sino el paso a unas completas 3D de la jugabilidad que ya había sido vista en los action RPG de la franquicia y que tanta polémica había suscitado.

    En este título, ambientado en un mundo medieval encarnaremos a Max, un joven de 17 años que dedica todos sus esfuerzos a entrenarse para lograr con convertirse en un “soldado de la Fuerza”. Dichos guerreros forman parte de una élite que entre su equipamiento cuenta con un cristal que les permite manipular a su antojo una misteriosa energía de la naturaleza llamada “la Fuerza”. El principal cometido de estos soldados es proteger a toda la población del mundo en el que se desarrolla el juego de cualquier amenaza malvada que pueda perturbarla. Pero las motivaciones de Max distan mucho de ser tan desinteresadas: su verdadero objetivo es tomar el ingreso dentro del cuerpo de élite como punto de partida para dar con el paradero de su hermano mayor, que desapareció tres años atrás sin dejar pista alguna.

    Jugando

    Este leit motiv a priori tópico es sólo una excusa para poner en marcha una trama que previsiblemente irá alcanzando unas cotas de importancia y trascendencia mucho mayores. Por fortuna, y al contrario que la mayoría de los action RPG, Sega parece haber puesto especial mimo en la historia, la cual enganchará a aquellos hartos de los tópicos del tipo “salva a la princesa o al mundo” que tanto abundan en este subgénero. Para facilitar el desarrollo del argumento, a medida que avancemos deberemos entablar numerosas conversaciones con los personajes secundarios y compañeros de aventuras que pueblan el mundo. Estos diálogos, a pesar de su abundancia, no son farragosos y se hacen amenos para el jugador. En primer lugar y más obvio, por la estupenda historia y relaciones interpersonales que se van desmadejando. En segundo lugar porque todos, absolutamente todos, los diálogos del juego cuentan con doblaje. El nivel alcanzado en la versión japonesa es más que notable, pero no es un gran mérito teniendo en cuenta la tradición en este campo de los nipones. Queda por saber si Sega of América, por la cuenta que trae a los usuarios europeos, será capaz de deleitar a los occidentales con un trabajo tan fino, aunque siempre queda la esperanza de que mantengan el audio japonés. Por último, también le insufla de personalidad el hecho de que, a semejanza de las sagas Lunar y Grandia, cuando se desarrollen estas conversaciones veremos los textos acompañados de los rostros de los personajes. Retratos que no serán estáticos, sino que cambiarán según el estado de ánimo en el que se encuentren. Un pequeño detalle que sin embargo dota de mucha personalidad al conjunto y contribuye a hacer más creíble la historia. A pesar del sacrificio que supone para aquellos que hubiesen preferido animaciones faciales, contribuye a reforzar la atmósfera de anime que impregna al juego. Ambiente apoyado por las ocasiones secuencias de animación que recrean algunos de los momentos más importantes y que han sido desarrolladas por el Studio C4 (“Spriggan”).

    Para aquellos que temiesen un nuevo desarrollo basado en misiones parecido al de “Shining Tears” pueden respirar tranquilos. En esta ocasión el desarrollo de la historia tiene prioridad y nuestra aventura consistirá en seguir la travesía de Max a lo largo de tres reinos, siguiendo siempre las directrices impuestas por el guión. Así que básicamente nuestra labor será la de desplazarnos a través del mapa en el que se desarrolla el mundo, parando en las correspondientes poblaciones y abriéndonos paso a través de las hordas de monstruos que se interpongan en nuestro camino. Como todo buen action RPG, el sistema de combate es prioritario y en esta ocasión tiene matices que otorgan cierto factor de novedad. Los enemigos a los que nos enfrentemos surgirán de una extrañas esferas negras. Por lo que siguiendo las tradicionales reglas del beat ‘em up deberemos deshacernos de todos los oponentes que comiencen a acosarnos. A medida que vayamos eliminando contrincantes comenzaremos a hacer mella en la resistencia de la esfera y llegará un momento en el que podremos acabar con ella de unos pocos golpes. En ocasiones nos encontraremos en lugares con sobreabundancia de esferas, lo que supondrá tener que hacer frente a auténticas ordas de enemigos al estilo de “Chaos Legion” o “Dynasty Warriors”. Sin embargo, esta a priori divertida premisa, acaba por hacerse algo monótona o repetitiva. La posibilidad de hacer diferentes hechizos no compensa la ausencia de combos, lo que hace que en abundancia de enemigo la mecánica de juego se limite a machacar constantemente el mismo botón.

    Al igual que en “Shining Tears”, nuestro protagonista no tendrá que hacer frente en solitario a la aventura y contará en todo momento con la compañía de dos personajes más a nuestra elección. Controlados mediante la inteligencia artificial del juego, siguen a Max recurriendo igualmente a las técnicas lucha y el uso de la magia. Al principio nuestra elección será muy limitada, pero para llegar a tener éxito en este juego es imprescindible una buena elección del trío de personajes en pantalla a medida que se vaya expandiendo el catálogo de opciones. Por desgracia, su configuración es muy limitada, siendo imposible tanto determinar su equipo como las pautas que rigen su comportamiento. A pesar de todo, se agradece lo depurado de su inteligencia artificial y que realmente supongan una ayuda para el jugador. Sólo algunos momentos en los que se quedan atascados y suponen una rémora para el protagonista empañan la buena labor en este apartado.

    A la hora de equipar a Max , es agradable la sorpresa de ver la variedad del catálogo de opciones que se le presentan al jugador. Especialmente gratificante es el apartado de las armas, pues dependiendo de cual tengamos equipada las técnicas y la habilidad del protagonista en el campo de batalla variará , pudiendo ser arquero, caballero mago o guerrero. Optar por una opción u otra significará que propiedades tales como la velocidad o la fuerza se verán afectadas, ganando por el contrario habilidades que deberemos sopesar a la hora de entablar un enfrentamiento. Además, con determinadas armas conseguiremos técnicas mágicas, para cuya ejecución deberemos vigilar el estado de nuestra barra de magia. Tampoco habrá que olvidarse de ir mejorando las susodichas armas, que podremos llevar al correspondiente herrero para que a cambio de una suma de dinero nos las adecue a la dificultad del momento en el que nos encontremos.

    A nivel Técnico

    Con este título Sega parece haber roto la maldición que la persigue en PS2 desde que asumió su rol de third party. Por fin la compañía nipona nos ofrece un apartado técnico acorde a la potencia que le brindan los 128 bits de Sony. Sin llegar tampoco a las exhibiciones de los buques insignia de la compañía, “Shining Force NEO” ofrece un entorno gráfico que le sitúa muy por encima de la media de los títulos para esta consola. Destacan por encima de todo los bellísimos parajes en lo que se desarrolla la aventura, repletos de color y con infinidad de detalles que logran transmitir la sensación de estar desarrollándose los hechos en un mundo vivo. A pesar de que algunas texturas son mejorables, los efectos de luz las compensan en un apartado redondo, el cual denota la intención de sobre todo dejar la sensación de un acabado general sobresaliente. Incluso los modelados de los personajes son, después de los “Virtua Fighter 4”, los mejores desarrollados por Sega para PS2, aunque vistos los precedentes superarse no les ha costado mucho. La música, si bien seguimos añorando la batuta de Motoi Sakuraba vista en los primeros títulos, cumple con eficacia y más de uno acabará tarareando alguna de sus pegadizas melodías.

    Conclusión

    Confirmado ya en Europa, “Shining Force NEO” redime en parte alguno de los últimos desmanes de Sega en el campo del action RPG y ofrece una de las mejores alternativas para un género que no ha acabado de despegar en PS2. Técnicamente brillante y con una historia y ambientación apasionantes, sólo cierta monotonía en los combates consigue ensombrecer el resultado final. Pero ante todo, deberá hacer frente a las iras de los fans más acérrimos de la saga, que quizás no acepten de buenas a primeras verse privados una vez más de un RPG estratégico. Y más en esta ocasión con el nombre “Shining Force” en la carátula. Los demás harían bien en concederle una oportunidad y abrir una ventana al universo Shining.

    Fuente:


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s